Pasear por la vendimia de Jerez

Naturaleza - Comentar -
Para empezar a hablar de mi trabajo hay que reconocer que todo esfuerzo merece una recompensa.  
No siempre se tiene una luz maravillosa para realizar una fotografía, para ello debes ir a buscarla. En este caso me levanté muy temprano y me dirigí a una viña donde tuve permiso para moverme entre ella. Mientras los jornaleros estaban ya trabajando desde las siete de la mañana yo me giré hacia uno de los carriles, divisé el cielo y ya tenía un marco natural para una fotografía algo especial. Esa luz, la que nos maravilla a los fotógrafos estaba ahí. Pero también el encuadre, ese momento en que la misma naturaleza une cielo y tierra y nos hace sentir afortunados de tenerla.

A los que todavía no me conocen deciros que siempre trabajo en modo manual con objetivos de los años 70 que voy intercambiando según la ocasión. Para esta fotografía utilicé un 28 mm.

 Verde que te quiero verde...

Ya saben, sin luz no hay fotografía. Sin pasión...tampoco.

Bienvenidos a este blog. Nada me gustaría más que me dejaran vuestras opiniones.

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 3 =
Últimas entradas
Categorías
Ver siguiente