Fotosensibles

Proyectos fotográficos - Comentar -

Hay veces en que una fotografía analógica, simplemente, no te sale. 

La toma que veis aquí es una que realicé cuando iba por la playa con la cámara de formato medio, Bronica ETRSi. Mi miedo a sacar a niños me hizo dudar en el momento del disparo. Salió desenfocada. Y me dio mucha pena porque la fotografía hablaba por sí misma. La infancia, la maternidad, la protección, las risas, los recuerdos. Una madre, un hijo y al fondo un velero. Todo eso estaba ahí, en esa fotografía desenfocada. 

Pero ahora le doy valor porque conseguí transmitir todo lo que pretendía...

Fotosensibles Proyecto fotográfico analógico. Autorretrato.
Deja un comentario

Insomnio

Proyectos fotográficos - 1 Comentario -

Este proyecto fotográfico comenzó de pronto y sin darme cuenta. 

Como el insomnio.

Los humanos no podemos, a veces, cortar ese hilo invisible que separa la rutina del descanso. Cuando eso ocurre, la noche se convierte en un territorio de historias íntimas, en un conjunto de horas que corren muy despacio. Puedes leer, escuchar música, terminar ese trabajo en el ordenador, hacerte una infusión, tumbarte en el sofá...pero tardas en poder descansar.

Enciendes una sola luz que alumbra tu mala suerte esa noche, una luz que cobija un acto...el de suspirar por tener sueño. Y te das cuenta que...

Deja un comentario

"Bach y negro"

Proyectos fotográficos - Comentar -

Os traigo un proyecto muy especial...y es que Bach viene en él como hilo conductor del mismo.

La música es casi igual de importante para mí como la fotografía. Desde siempre andan unidas de la mano en el recorrido de mi vida personal y profesional.

Bach es uno de los mejores creadores de historias del mundo. Su música te transporta a lugares especiales, saca de ti tus sentimientos, tus estados de ánimo, tus lágrimas, tu sensibilidad. Camino mucho con la música de él, por la calle y por la vida. 

Os presento "Bach y negro" un proyecto en analógico hecho...

Deja un comentario

Duelo

Proyectos fotográficos - Comentar -

Hay días que son grises porque se despiertan así: lluvia, frío, viento, son compañeros durante horas. 

Si a ese día se le añade tener que despedir a alguien de tu sangre, el gris es más profundo. Se impregna de todo lo que eres y envuelve los recuerdos con esa tonalidad tan melancólica.

Hace pocos días tuve que vivir uno de esos días grises...con despedida.

De pronto, mi niñez se hizo cargo de mí. Volví  a días de verano largos como el camino que te lleva a un bosque mágico. 

Lo despedí, a ese ser eternamente bueno. Mi cuerpo me pedía...

Duelo
Deja un comentario